martes, 15 de diciembre de 2009

templanza

Aun te arrastras como la espuma de la gran mar
ese amor que se escribe en la arena
¡ayúdame y abrázame!
pero tú…
le haces indiferencia y le caminas sobre ella
tú...
le sonríes con un frío inevitable
y un deseo impuro de sacarte las huellas que no te recuerdan,
pero aún deseas que lo pienses
sabe que si alguien lo recuerda,
pronto todo se transformara en un pensamiento…
un recuerdo que te saludo en una despedida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada